Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 10 de octubre de 2017

💖Nunca te prometí fidelidad - Capítulo 8

     


     Cuanto valoras un amanecer después de haber estado bajo una nube gris…Era la primera mañana que me levantaba por mi propio pie, después de mis días en terapia de recuperación, me levanté temprano, entré a la ducha, sentir el correr del agua por mi cuerpo, enjabonar y sentir el movimiento de mis piernas era un grandioso milagro…Y como nunca disfruté de ese baño. Estaba ansiosa por taconear, me vestí y me apresuraba buscando mis zapatillas, viva y libre de la enfermedad que me había postrado en la cama.

Libre…

     Christian también se veía feliz y parecía sincero, era muy temprano aún para ir al trabajo así que decidí hablar con él, no podíamos continuar nuestra historia de amor, pero al menos necesitaba una tregua, si volvía a las presiones del pasado podría recaer y no, no podría con ello. Me acerqué a él y le hablé con la mayor suavidad posible.
-Quiero agradecerte…cualquiera otro me habría abandonado, pero seguiste aquí.
-Te amo.
-Espera un minuto…No, no quiero que nos confundamos…te doy las gracias en el alma, pero sigo pensando que esto, lo nuestro…está acabado.

      Entonces, el hombre dulce desapareció y dio lugar a aquél extraño que me atemorizaba…me pregunté cómo fue que no me había dado cuenta que existía.

-Parece que la enfermedad no te doblegó
- ¿Disculpa?
-Sí, Pensé que con esta enfermedad recapacitarías…parece que Dios necesita enviarte una prueba más fuerte para que lo escuches.
-No, nada tiene que ver Dios con que yo no te amé…o sea que ¿tú crees que esto que he vivido es un castigo por querer dejarte, por no perdonar tus infidelidades…? ¡No me hables de Dios! ¡Mi Dios me hace feliz, el tuyo me lastima…!!

  Entonces…  algo llegó a su corazón que lo conmovió.

-Tienes razón, olvida mis palabras.
-No te preocupes, mira, ya no quiero pelear. Esos días que duré inválida si me hicieron recapacitar. Pude haber quedado por meses. O quizás toda la vida, sin embargo, aquí estoy…Yo…no quiero pelear…te pido una tregua, me iré de aquí en cuanto tenga los medios, no sé cómo manejaré esto a mi padre…está tan delicado…pero lo haré.
-Estás decidida.
-Si.

     Después de eso, me apresuré a poner su ropa sobre la cama y todo lo que necesitaba para arreglarse, luego me volví al espejo, revisaba mi rostro, mi ropa, me maquillé con esmero, quería verme linda…Era como un nuevo comienzo, reanudar el camino. Así que minutos después tomé mi bolso y me dirigí al trabajo.

- ¡Maestra…!!-fue el grito a coro de mis pequeños alumnos al verme llegar al portal del Jardín, corriendo presurosos a mi encuentro.
- ¿Me extrañaron? -Les pregunté
- ¡Siiii…!!! Mucho- mi corazón se catapultó y resplandecía de felicidad al escucharlos, mientras con sus pequeñas manitas me tomaban de la mano para acompañarme al salón. La jornada de trabajo fue rápida, activa,si, de ésas mañanas bellas de tibio sol.







Hay un amor sincero,muy cercano a lo divino,el amor,puro,inocente,que te eleva y rescata,´si,el amor de los niños que con su dulce cariño mandan los más tristes recuerdos al indómito mar de los olvidos.


8 comentarios:

  1. Lo que te digo egoísmo puro y duro sin más por parte de este elemento, poner a Dios en ésto es de una gran soberbia, feliz por tu recuperación, digo, tu recapacitación. Besitos sin recapacitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Manu, si, el egoísmo es un anti-valor al que debemos casi todos los males...Y efectivamente, culpar a Dios de hechos de los que somos totalmente responsables es una actitud llena de soberbia...Gracias por no fallar a nuestra cita...Como siempre feliz estoy....!!! Te mando besitos,besitos,besitos...!!!
      😘😘😘😘

      Eliminar
  2. Hola María, ciertamente cuando salimos de una enfermedad es cuando nos damos cuenta del valor que tiene estar sano. A veces no valoramos en su justa medida, el poder caminar, el poder hablar, el poder movernos o lo más maravilloso del mundo que es el sentido de la vista. Respecto a Christian, lo definiría con la palabra lastre. Y el amor y la sonrisa de los niños es el premio para cualquier persona. Por ello te quiero felicitar muy especialmente por tu labor en tu Fundación que te hace una persona mejor y más generosa. Un beso María y por cierto muy bien redactados los diálogos. Feliz martes de Presentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Miguel, efectivamente, a veces no valoramos en su justa medida la salud sino hasta cuando estamos a punto de perder el caminar,el hablar e incluso la vida misma...Yo no se que habría sido de mi vida sin este bendito trabajo...Cuando papá supo que quería ser Educadora me dijo "Has elegido bien,los niños son de Dios,trabajarás para él educando sus ángeles" Y en verdad lo son,esos diablillos son verdaderos ángeles,lo digo por todo lo vivido...Ahora ya instituido todo lo que pueda ofrecer a los pequeños a través de la Fundación y todo ello hace pulsar mi corazón....Gracias por llegar Miguel y dejarme tan generoso comentario hacia mi trabajo y mi persona...Feliz martes de Presentimientos para ti también,besitos...nunca pocos,siempre infinitos...!!!
      😚😚😚😚

      Eliminar
  3. Hola querida María, después de leer tu relato me quedé pensando de que realmente soy aún ingenua a pesar de haber vivido tantas experiencias negativas soy ingenua porque hasta hace poco llegue a pensar quizás se merece una oportunidad.. el Cristian..
    ya sé que el tal Cristian se comportó mal y realmente pensé lo peor de él pero después hablaste algunas cosas positivas ..que se portaba bien contigo y pensé bueno.. quién sabe quizás está realmente arrepentido pero ya veo que soy muy ingenua...por otra parte me alegro mucho que ya podías camina. que te podías levantar ...debe ser que de verdad una experiencia fabulosa .. sentir que tus piernas otra vez se pueden mover...
    y el amor de los niños que te esperaban tan ansiosos con tanto cariño te abrazaban..el amor de los niños es el amor más maravilloso que existe y no de ese tipejo feo y apestoso qué mal me cae de verdad!! que bueno que recapacitaste y no diste tu brazo a torcer.. te quiero un montón hermanita hermosa besitos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Liliana....No,no es que seas ingenua, sino bondadosa y crees al igual que yo que todos merecen una segunda oportunidad, sin embargo hay quienes vuelven a lo mismo y perdonas una y otra y otra vez, hasta que el corazón y la mente se cansan de esa pesada loza...Y si, después de esos días tan grises, tan duros volver a sentirme viva y libre y volver a caminar fue maravilloso...Los niños siempre han sido y son para mi como pequeños ángeles a la vera del camino....Muchas gracias por llegar hermanita y por dejarme tu cariño y apoyo,te quiero muchísimo,besitos miles y un mega abrazo hasta allá...!!!
      😘😘😘

      Eliminar
  4. María, me ha gustado como has descrito los sentimientos de sentirse con fuerzas y sentirse las piernas, muchas veces he pensado en la sensación de no poderse mover, porque mi mamá se quedó así varios años y es muy triste. Tú lo has sabido plasmar con mucha sensibilidad y emoción.
    Y el amor... ahí el amor! Has sabido darte cuenta de tu fuerza y le has echado valor para despedirte de quien no sabe valorarte ni amarte, muy bien amiga!
    El amor está en muchos sitios y el amor de tus queridos niños esperándote vale más que todo lo demás. Ser Educadora es un trabajo lleno de amor y de reciprocidad, es una labor preciosa llena de generosidad, desde luego yo lo admiro.
    Querida amiga María, me alegro por tu relato y te deseo todo lo mejor, te lo mereces.
    Un abrazo muy grande y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Xus, tienes mucha razón, el amor está en mucho sitios, yo lo tengo en mi familia, en mis amigas, en mis alumnitas y alumnitos, ser educadora me llena el alma, como también me alegra el alma recibir cada martes la calidez y belleza de tu presencia en mis Presentimientos...Yo también te deseo lo mejor hermosaaaaa!!!...Besitos y un gigantesco abrazo...!!!
      😘😘😘
      😘😘😘

      Eliminar