Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

sábado, 22 de diciembre de 2018

💖Amor a intramuros

      



       Como ya te contado antes, papá fue un campesino, sus tierras eran las mejores en todo el valle, sin embargo, por sus luchas sociales muchas veces viajaba, por largos periodos a la Ciudad de México, aunque mamá era muy buena administradora llegaba el momento en que los víveres se agotaban. Era fácil saberlo…Cuando eso sucedía mamá no tenía reparo en vender lo que tuviera por sobrellevar el mal tiempo. Y mi hermano José Luis y yo sabíamos muy bien cuando eso sucedía…Tomaba sus joyas y salía a la calle, luego regresaba sin las joyas y con grandes bolsas con comida.

     En ése tiempo su mejor amiga Leonarda era la única en quien mamá confiaba, nunca vi a mi madre llorar, ni siquiera cuando mis tíos la recriminaban por ser una madre soltera, pero si alguna vez lo hizo, sería solamente en el hombro de su amiga Leonarda.
     Cuando papá se ausentaba, llegaba la amiga de mi madre, bajo sus brazos, muy bien guardados traía consigo latas de leche o juguitos de durazno. Leonarda era más que una amiga, su hermana.

     El amor en casa hacia nuestro padre era muy fuerte y a intramuros, podríamos tener carencias, pero nadie había que lo supiera. Mamá decía:
- La mejor manera de querer a su padre es guardar silencio, nadie tiene que saber si algo falta, al fin que después de la escases llega la abundancia. 

Mamá sabía muy bien como solventar las necesidades aunque cuatro hijos no se la hacían fácil, ella y papá lograron sacarnos adelante.

       Papá se enfrascaba en sus luchas sociales y mi madre nunca lo interrumpía en sus viajes para exponerle nuestras necesidades, cuándo papá llegaba  “todo estaba bien”  y con él venía la abundancia.






     Hoy en día hay una generación de parejas que no desean tener hijos, algunos lo atribuyen a que desean disfrutar la vida en pareja, otros a que la “la vida está muy cara” y que no tiene caso traer hijos al mundo a sufrir carencias.
      Yo creo que la vida siempre ha sido cara, la diferencia es como vivirla y administrarla, antes las familias eran numerosas, pero el dinero no se dilapidaba, se vivía acorde a lo que se ganaba.
       Nadie dice que es malo aspirar a la comodidad, pero no hay que hacer de ello una necesidad.
       Irlanda es el país donde se han dado mayor nacimiento de bebés ¡Pues que viva Irlanda…!!!  La certeza de que siempre habrá niños, ya no se habrá  de perder.



       La vida nos ofrece otros placeres que podemos disfrutar, un paseo al campo, un viaje por carretera, pararnos a comer un guisado bajo la sombra de un frondoso árbol… Porque tiene que ser en restaurante una cita y con velas? Porque no puede ser bajo la luz de la luna y las estrellas…? En la simplicidad de las cosas se encuentra una felicidad a la espera. 




Autora:






viernes, 14 de diciembre de 2018

💖Tu amor me causa dolor - Mi biografía no autorizada


Capítulo 1



    En estos últimos  días, recordaba la primera vez que creí  haber encontrado el amor... 
    En esa etapa conocí al que yo creía era el amor de mi vida, me enamoré de él desde que nuestras miradas se cruzaron, rápidamente estaba visitándome en casa y tres meses después nos comprometimos.

      Él no creía en el matrimonio religioso y yo lo acepté así que pidió mi mano y decidimos casarnos sólo por lo civil, mis padres estaban felices  planeando una gran boda y como regalo mi padre me regaló una de sus haciendas.
    Todo era felicidad, hasta que una semana antes de la ceremonia, mientras caminábamos camino a casa, él tomando de mi mano me dijo: "Eres muy buena, una gran mujer, pero...no puedo casarme contigo...No te amo"...   Enmudecí, al destrabarme de la impresión empecé a balbucear..."No puede ser, no puedes hablar en serio...tú  me amas, vamos a casarnos"  Pero él estaba decidido, separándome de su lado me dijo: "Perdóname"

        No puedo recordar muchas cosas con precisión, no recuerdo como lo hablé con mis padres, no recuerdo como llegué a mi recamara, sólo recuerdo haber ido a comprar unas botellas de brandy y un encierro de varios días en los que mi madre cada ciertas horas me preguntaba "Hija, ¿Estás bien?" y yo contestaba "si" y eso era todo.

         Después de haber terminado con todas mis lágrimas, con el corazón seco, frío, sin dolor, decidí que tenía que afrontarlo, “Debo recoger las invitaciones, diré que preferiremos esperar al matrimonio por la Iglesia, sí eso diré"...       Sin embargo, al salir, dispuesta a afrontar mí fracaso ahí estaba él, no, no me arrojé a sus brazos, escuchaba incrédula sus palabras:
"¿Podrías perdonarme y casarte conmigo? No tengo una explicación, no tengo una razón"  Entonces yo le dije, “No  necesito una razón, sólo te necesito a ti" y abrazándome a él, totalmente enamorada le dije nuevamente, que sí.

        Días después mis padres sonreían felices y yo envuelta en un primoroso vestido blanco me casé.

               Por cuestiones de trabajo decidimos postergar la luna de miel así que terminando la fiesta nos fuimos a nuestra casa, el regalo de mi padre. Y ahí, en la intimidad de nuestro futuro hogar conocí su verdadero rostro. Cuando me acerque a él con todo mi amor me dijo estas palabras:
 "Quiero que sepas que no te amo y nunca te podré amar, volví contigo porque tu padre me amenazó con mandarme a la cárcel y eso nunca se lo perdonaré"  Y todavía incrédula le dije "Mi padre, jamás lo haría...!! "
Entonces él respondió:
-Tiene motivos para hacerlo y si lo haría, así que...
"Esto sólo es un negocio"

           Fue lo último que me dijo antes de marcharse ,si hubo dolor, no lagrimas porque ya había derramado demasiadas, así que en mi noche de bodas, con mi primoroso vestido blanco...sentada en mi recamara, a solas, en la noche más oscura de mi vida, arropada en mi dolor viví lo que debía de ser la Luna de miel.

    Horas más tarde estaba amaneciendo, aun portando mi primoroso vestido de novia, de pronto sentí miedo, mi recién esposo no tardaría en llegar y todavía amándolo  no quería provocar su enojo, aunque resonaban en mi mente sus palabras “No te amo y nunca te podré amar”. 
       Por un momento pensé en escapar, pero tuve miedo de que mi padre, afectado por mi dolor realmente lo mandara a la cárcel pues políticamente tenía todo el poder para hacerlo… Así que, me cambié de ropa, desaparecí mí  vestido de novia  y todo lo que oliera a boda y me metí en la cama esperándolo, llegó cayéndose de borracho y apenas había alcanzado llegar al sillón de la sala.

       A la mañana siguiente, fingiendo que no había pasado nada le preparé el desayuno y en silencio lo acompañé, nuestro primer día de casados, en mi corazón una mezcla de amor y de miedo, no me atrevía ni siquiera a mirarlo a los ojos. Él, como si nada hubiera ocurrido.

 Pasaban los meses, de manera ingenua pensaba "VA A CAMBIAR, AUNQUE NO ME AMÉ, CON MI AMOR SERÁ SUFICIENTE Y SEREMOS MUY FELICES..."  Así que ponía mi mejor sonrisa y a la vista de mis padres éramos la pareja enamorada. Pero, en casa, el marido ejemplar se convertía en un verdugo casi imposible de complacer, quien tiraba de la comida si no le complacía y me llevaba a la cama...sólo, cuando él lo quería.
         
Creía,llena de ingenuidad que con mi amor sería suficiente.Pero nunca es así. A mi favor sólo puedo decir lo difícil que es ignorar al corazón. 



💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖



(Continua leyendo los capítulos, sólo dale clic al título de cada uno y te llevará directo a la entrada correspondiente.)