Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 16 de octubre de 2018

💖Historias de antes y niños de hoy

     

        Mi familia por parte de mi madre siempre ha sido creyente y de tradiciones. Recuerdo en mi niñez como los días de semana santa se  acostumbraba ir a la playa del Golfo de Santa Clara, no en mi caso pues mi madre temía me fuera a pasar algo, y yo  fui una niña muy sensible mas  no una  que  hiciera berrinche sólo porque sí, también recuerdo con mi alma llena de amor a mi tía Conchita que era   algo así como mi hada madrina. Después de mi madre si alguien conocía mis deseos era ella.  Ese día pudo  ver mi tristeza cuando veía a todos subirse a los “Pick up” con toallas, juguetes  y provisiones para su viaje  al mar, a mis primitas y primos riéndose de mí porque me quedaba. Entonces mi tía me tomaba de la mano y me llevaba adentro alejándome de la algarabía del viaje.        
       
      Esos momentos era mágicos, me llevaba a su cuarto y mientras se arreglaba frente al espejo comenzaba a contarme historias fantásticas de monstruos marinos, que emergían llevándose consigo  niñas malvadas que en castigo eran convertidas en maléficas sirenas, condenadas a la más oscura soledad del mar. 

Luego concluía sus historias acariciando mis trenzas con gran  dulzura diciéndome: 
-Qué bueno que no has ido con ellos mi Coyito, el mar tiene muchos peligros, estás más segura aquí, en casa siempre estarás mejor.

         Por desgracia no todas las pequeñas que sufren discriminación tienen una tía Conchita al lado, yo sin duda fui afortunada.         

   Yo se que los tiempos han cambiado, no así la pureza del niño. Somos los adultos quienes a veces no sabemos encauzar su camino.         

Por acá en mi tierra antes se decía “Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”  Sin embargo, hoy he visto niños que mienten.          

Antes no nos permitían estar presentes en las conversaciones de los adultos, hoy en  día los niños no sólo están presentes, si te descuidas hasta te desmienten.  Como consecuencia de ello, al estar inmersos en la vida del adulto reciben estrés, depresiones y preocupaciones que no debieran de presenciar pues aunque  pequeños les preocupa la felicidad de papá o mamá. El niño no tiene porque estar presente en las conversaciones adultas, el niño no tiene que saber si se han pagado o no las facturas. Lo único que se logra al incluirlo en la vida adulta es poner en sus pequeños hombros gran parte de nuestro estrés.

        Según estadísticas de organizaciones mundiales de la salud el estrés infantil en América Latina va en aumento.  ¡No podemos seguir creyendo que esto no está sucediendo…!!!          Hay que fortalecer el corazón de nuestros pequeños, educar, amar, respetándoles su niñez y sus momentos, nuestros sufrimientos si los hay, son nuestros, no de ELLOS…Aún son demasiado pequeños para cargar con eso.          ¡Es nuestro tiempo...!! Si,es tiempo de preparar guerreros de paz que ante los lobos de mar y las inclemencias, puedan empuñar con fuerza su bandera y derrumbar los muros que haya que derrumbar para liberar su tierra. 

Autora:









martes, 9 de octubre de 2018

💖Las horas junto a ti - Poema







LAS HORAS JUNTO A TI
💖Versos de un corazón enamorado💖


Las horas junto a ti
transcurren suavemente
 me entrego tanto a ti 
¡Y apasionadamente…!!!

Las horas junto a ti
caminan primorosas
y las pequeñas cosas
¡Florecen, porque si…!!!

Las horas junto a ti
son un caudal de fuego
de suspiros al cielo
en dulce frenesí.

Y es que este amor tan bello
al toque de tu ser
despierta los deseos
dormidos en mi piel…

Las horas junto a ti
me llevan  a olvidar
que eres gitano altivo
de un  hechizante mar. 

Las horas junto a ti
transcurren suavemente
me entrego tanto a ti
¡Y apasionadamente…!!!

Autora:







Dedicado a un imposible, dulce, bello y lejano amor, de esos amores que no llegan para quedarse, sino para llenar tu alma de inspiración.



martes, 2 de octubre de 2018

💖Dilema - Poema







Esta semana me vi con una amiga, estudiamos juntas la carrera, nos abrazamos con gritos de emoción pues hacía mucho tiempo que no nos veíamos, empezamos hablando de cómo nos iba en el trabajo y lógicamente el corazón necesitaba desahogarse  así que nos preguntamos cómo nos iba en el amor. Cuando tocó su turno me dice “Me ha ido muy bien, tengo un esposo que me ama y yo lo amo con toda mi alma al desdichado pero nunca se lo demuestro, no quiero que lo sepa para que cuide lo que tiene.”  

     Con esas últimas palabras de mi amiga conducía de regreso a casa analizando y pensando ¿Y si he estado equivocada? si el amar de más empalaga haciendo  que el amor se vaya? si el entregarte por entero  no es compatible para el amor verdadero? 

Quizás el amor sólo se queda cuando tiene sus dosis de indiferencia, en eso transcurrió mi tarde, al caer la noche decidí que  equivocada o no, victoriosa o hechicera, ninfa desvalida del “hubiera” esto no debería ser un dilema, son sólo pensamientos de un corazón candente que se resiste, a convertirse en piedra. 





DILEMA

Esta mujer no llora, por no saber de ti
esta mujer no implora, cuando te ve partir
esta mujer no busca en las noches tu piel
tampoco  se pregunta si acaso le eres fiel.

Esta mujer es libre ha vuelto a sonreír
esta mujer no vive tan sólo para ti.

Ahórrate el discurso, que ya lo veo venir
diciéndome soy tuyo, orquestando mi fin.
esta mujer no sueña en tus brazos estar
esto no es un dilema: ¡Te marchas o te vas.!!

Esta mujer es libre, a vuelto a sonreír
esta mujer no vive… tan sólo para ti.


Autora:





             

martes, 25 de septiembre de 2018

💖El canto de la sirena





¿Sabes? Algo que llama mucho mi atención cuando imparto alguna clase o curso sobre los valores es ver la incredulidad que se tiene hacia un futuro promisorio. Cuando digo a las madres de familia, “Hay que preparar a nuestros niños con valores sólidos pues no sabemos si alguno de ellos, tendrá un puesto en el Senado  o llegue a ser Presidente de la República..”
Entonces veo, risas de incredulidad y les pregunto,con el sentimiento de decepción agolpado en mi ser :
"¿Porque lo dudan? Porque no creen en que sus hijos puedan llegar a estar en la Silla Presidencial…”  Entonces, les cuento la historia de alguien que renunció a su trabajo por ejercer sus valores y vivir con la frente en alto. Resguardando la vida propia y la de su familia.
   Humberto, fue contador por  varios años del Palacio Municipal de mi Ciudad, hombre intachable en función de su labor, descubrió un desfalco millonario realizado por su jefe inmediato, cuando se presentó ante él reportándole su investigación su jefe le dijo “mañana hablamos, ve a descansar hombre”.

     Al día siguiente cuando mi amigo se presentó a su trabajo su jefe lo recibió con un portafolio, el cual le abrió,en el interior del maletín estaban varios centenarios, joyas y pacas de dinero en dólares
-Esto es por tu silencio-le dijo su jefe-No digas  nada, ajusta todo, eres muy inteligente, sabrás hacerlo …Y habrá mucho más…
   Entonces mi amigo le respondió
-No, señor, ejercer mi trabajo ya tiene un sueldo.
-¿Tienes familia Humberto?
       Mi amigo, sabiendo todo lo que implicaba esa pregunta  y el haber rechazado el soborno fue que decidió presentar su renuncia. Su jefe, pensando en que sería puesto en evidencia lo boletinó para que no fuera aceptado ni empleado en ninguna oficina del Gobierno.
       Humberto ,como contador,es un eminencia en su área, sin embargo el haber sostenido en pie sus valores le cerró muchas puertas, debido a la falta de trabajo, se dedicó a lavar los autos de las afueras de las oficinas de Gobierno, a quienes en otro tiempo fueran sus compañeros de trabajo y así con toda su humildad siguió su vida.

     Cuando su hijo terminó la preparatoria sin mas  ni mas, decidió no seguir estudiando y  a la pregunta de PORQUE, lleno de decepción respondía PARA QUE ESTUDIAR,PARA TERMINAR DE “LAVA-COCHES” COMO PAPÁ?. Entonces mientras su padre bajaba la cabeza hubo alguien que le contó la historia y su hijo entonces reconoció el gran padre que tenía.

     Humberto abrió un negocio en su casa en el que  le va muy bien. Pudo haber sido diferente, aceptado la corrupción y vender su moral, pero ¿A qué precio?

     En cambio ahora puede ver a su hijo a los ojos y caminar con la frente en alto porque sus valores abrigan su vida.
  La vida, un inmenso mar, nuestra vida un pequeño navío…Así es como la concibo. Con días de mar embravecido  en los que pareciera que nuestro barco se va  a la deriva, otras noches, nos mece suavemente, con  quietud silenciosa, bajo un cielo  tapizado de estrellas y otros días bajo el  candente sol, surcamos  imponentes  de sus mares.



    
 Mas siempre te he dicho que al navegar no estamos exentos de recibir sabotajes al alma o como en el caso de Humberto, ser tentados al oido por el canto de la sirena, la decisión es nuestra. Lo  que puedo decirte es que sólo con fe y convicción podremos seguir este viaje y no habrá oscuridad que no podamos surcar.


    





Este es un caso verdadero y he tenido el permiso de quien lo vivió  para narrarlo



martes, 18 de septiembre de 2018

💖El amor en tiempos difíciles

    


       Sé que te he hablado poco de mi madre, será que recordar lo que vivió y sufrió por mí me cuesta demasiado, desnudar tu  alma o corazón no es sencillo cuando hay cosas que aún recordarlas te duele y te cargan de melancolía.

      Mi madre sufrió mucho desde su embarazo. Mi padre biológico la abandonó embarazada. Vivió los señalamientos de una familia conservadora que la cuestionada y recriminada por haber “fracasado” como mujer, por no haber sabido “elegir” un buen marido.

     Después cuando yo nací, fue aún más duro, con una niña en brazos trabajando donde podía por conseguirme una lata de leche, fue una mujer muy bella pero digna, integra, eligió el camino del trabajo y el sacrificio.

      Eran tiempos  de agua y aire porque eso era lo único que se llevaba al estómago para asegurar mi bienestar. Mas nunca perdió su fe en ese su cansado andar.

      Luego cuando casi la vence la vida aceptó  volver al  rancho de la abuela, el cual era inmenso…En el último rincón de la hacienda, los tíos le prestaron un cuarto con lo básico y  ahí estábamos las dos. Un rancho lleno de prosperidad pero en donde no se perdonaba el “fracasar”.

       Eran Tiempos en que cuando  mi madre sabía que los tíos o la abuela iban a ver como estábamos, por consejo de una amiga, horas antes ponía a coser agua con ajo para que creyeran acabábamos de comer un rico caldo.

      Tiempos en  que me aleccionaba diciéndome…”No pidas nada a la abuela, ni a nadie”  y como te he dicho  antes fui una niña inteligente y aprendí desde entonces en que hay un lugar en nuestra mente donde podemos guardar los secretos grandes y pequeños.
     
      Recuerdo una tarde en el receso de la Escuela dos hombres se acercaron al cerco llamándome
-Nena…María…

      Yo  me acerqué pues al fin niña era muy curiosa.

-María, soy primo hermano  de tu padre, hemos venido de parte de él

  Recuerdo  que  les respondí
-No , mi papá murió- Y diciéndoles eso corrí a mi salón.

        Cuando mamá llegó a por mí a la salida los hombres se acercaron a ella.

-¿Cómo estás Esther…? Eres  muy atractiva, que imbécil fue mi primo al dejarte. Venimos a conocer a la niña.

-Sí, cinco años después lo han recordado, no los necesitamos váyanse y déjennos en paz
-Toma, es un cheque…Te ayudará.

         Entonces mi madre tomó el cheque y frente de ellos lo rompió en pedazos alejándome a toda prisa de ahí.
        Esa noche cenamos lo que habíamos desayunado y comido…Avena con chocolate.

         Mi madre fue una mujer muy inteligente, con el don de la curación,una mujer de fe,  excelente madre y ama  de casa, aún ahora al paso de los años conserva los rasgos de su atractivo, pudo haber elegido otro camino pero decidió tomar  el más duro, el menos sencillo y gracias a que conservó su integridad y nobleza, gracias a su valentía Dios le envió un hombre bueno que la llenó de amor, que le dio su nombre, su vida y todo cuanto en este mundo construyó. 
    
        Si, a veces pasamos  tiempos difíciles, por uno u otro motivo, pero la decisión siempre está en nosotros ¿Hacia dónde vamos?  el camino más fácil…Es solo un espejismo, una trampa que si no ves con claridad te llevará al vacío.  

        En tiempos difíciles hay que hacer  de  nuestro camino, una senda de  trabajo, pasión, ilusiones, y amor a lo divino.
         Y como no mencionarte a mi padre, que cuando yo tenía un mal día  me decía “Hija ¡Tú quieres  sólo  lo dulce…!!! La vida es un huerto…Toma también   de las frutas amarguitas, así disfrutarás  la dulzura  de tus favoritas”   Y como siempre, mucha razón tenía mi padre.  


        RESPLANDECÍA

Muy a pesar del desamor y la traición
muy a pesar de que sintiera naufragar
¡Seguía su ritmo un corazón de  tempestad.!

 ¡Resplandecía…en medio de la mar!!

Frágil  navío, perdido sin timón
entre momentos de alegrías y de pesares
¡Seguía  su ritmo  el corazón de mis  cantares….!

¡Resplandecía...en medio de la mar!








martes, 11 de septiembre de 2018

💖En el nombre del amor

      




       Cuando mis padres se casaron yo fui exageradamente cuidada y protegida. Religiosamente me llevaban y recogían de la Escuela, de   los ensayos del coro de la iglesia. Y recuerdo que al llegar por mí me veían y abrazaban como si hubiese llegado de un  largo viaje. En cambio Lía, mi compañera y amiguita del coro, era una niña con mayor libertad, a quienes sus padres la dejaban ir sola  a la Iglesia. Hasta que una tarde, después de los ensayos ya  no regresó a casa.

              La familia de Lía  estaba devastada y ofreció una misa al cielo pues ni siquiera tenían una tumba donde rezarle. Después de la misa, algunos amigos y familiares se quedaron en casa haciéndoles compañía y ahí, esa lúgubre, trágica y dolorosa  noche,   se hizo presente el asesino. Nadie lo sabía, sólo Carita, la hermanita de Lía de sólo seis años al acercarse al hombre  y ver su brazo le dijo:
-¡Tú sabes dónde está mi hermana…!!!

       Anselmo palideció y todos voltearon a ver a la niña quien insistió:
-Esa mordida que tienes en  tu mano es de Lía
        Nadie creyó en Carita, como podrían creer que el mejor amigo de su padre, el divertido y gentil Anselmo  podría  ser  el asesino infernal que violara, matara y quemara a una pequeñita ¡De sólo ocho años…!!!  …… 

      Lía, según él mismo narró  le había mordido en el brazo en su inútil lucha por escapar. El día de la misa la pequeña estaba cautiva, viva, pero nadie creyó en Carita….
       Cuando días después se encontraron los restos del   cuerpo de Lía intervino el FBI y en menos de 24 horas encontraron al asesino:
         Anselmo, el mejor amigo, casi un hermano del padre, que en el nombre del amor que la niña le tenía, le había hablado, le había abierto las puertas de su casa para nunca más dejarla salir.

        Si, en el nombre del amor, de ése sentimiento sublime se han cometido injusticias, crímenes…Y los más atroces  sucesos de este  mundo.

       Será por lo que viví en mi primera infancia, será por lo que me tocó presenciar a mis apenas siete años con la desaparecida y dulce Lía que soy muy sensible a todo cuanto se relaciona con los niños.

        A veces decimos que todo está predestinado, pero…No he podido dejar de pensar, que si alguien hubiese escuchado a Carita….Quizás, Lía se habría salvado.

       Los tiempos han cambiado, pero hay actitudes que siguen latentes, como la incredulidad ante los niños y peor aún, a veces no sólo no les creemos, sino que además les enseñamos a mentir…A decir “Diles que no estoy”  “Diles que estoy enferma”   “Diles que luego les hablo”  Y en el nombre del amor hacia sus padres  el niño todo hace y todo dice. 

       ¡Debemos creer..!!!  Y  si el niño por algún motivo miente debemos volver  a creer en él, que no le quede la menor duda de cuanto lo amamos y que siempre podrá confiar en nosotros .Lamentablemente hay muchos Anselmos, no permitamos que más Lías desaparezcan. ¡Que el amor ,ese divino sentimiento no sólo sea un nombre, sino la fuerza, el escudo que las proteja…!!!




DESPERTARES (fragmento)

Un anhelo de vida es mi mensaje
una súplica ardiente mi deseo
de los campos el clárido paisaje
la risa de los niños en mis sueños.

Hoy en silencio la esperanza anida
el hombre ajeno de su fe se aleja
al noble corazón se les lastima
¡Y nadie escucha su constante queja!

Que al fin florezca ese sentir cautivo
busca afanoso la ilusión amada
aunque es largo y difícil el camino
¡No desistas hermano en la jornada…!!!




El suceso de Lía fue algo que estremeció al pueblo,muchos hechos sucedieron ante su desaparición,hace tiempo que una amiga me había pedido relatar su historia pero  no había tenido las fuerza suficiente para hacerlo,por respeto a  su memoria he cambiado su nombre real.