Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

viernes, 31 de mayo de 2013

💖La nación

     ¿Sabes?  Para mí el dinero nunca ha sido importante, no lo es ahora y no lo era en aquel tiempo así que todo cuanto  percibía lo entregaba a mi verdugo sin pensarlo…para él era muy importante manejar las finanzas de la casa y si eso lo hacía feliz  era todo lo que mi ser necesitaba…pero había carencias, extrañamente el dinero llegaba pero no alcanzaba.
       Por tanto, un día mi verdugo  decidió que dos salarios no eran suficientes, que había mucho   tiempo libre en las tardes, así que debía además de mi trabajo, emplearme en otro y cuando menos lo esperaba ya estaba acondicionando el frente de la casa en un pequeño  local de comida rápida.
     De modo que en las mañanas educando a mis ángeles  y en las tardes complaciendo al verdugo, él por supuesto al pendiente del más mínimo detalle, mandando como un general, pero se  veía feliz y era lo único que a mí me importaba.

     En las madrugadas, una vez terminadas las labores del negocio debía preparar la cena, dejar adelantado el desayuno, mientras la ropa se lavaba…organizar el material del trabajo con mis ángeles y a las cinco de la mañana nuevamente de pie…para volver a empezar.

      Las extensas jornadas  no me permitían reunirme con mi amigo Ricardo y eso realmente lo sufría, lo necesitaba tanto. Esporádicamente él se aparecía  pero era muy poco lo que charlábamos el negocio me absorbía en demasía.

      Sin embargo, nada de eso importaba, al llegar al  hogar no había tiempo para sentirme cansada o desdichada, mi verdugo me llevaba a su reino de seducción…atrapando mi corazón, en suaves  sabanas. Diciéndome lo mucho que me amaba.

         Una mañana, llegué a su trabajo para una firmas y papeleo del negocio, el corazón me alertó cuando risas amorosas se escuchaban al interior de su oficina, entré sin tocar, sencillamente abrí…ahí estaba él, despreocupadamente, con el torso desnudo…detrás de él una mujer sonriéndome se acercaba a sus hombros.

-¿Qué quieres? -Fue su respuesta
-Estas… con alguien…
-Sí ¿No es obvio? ¿Qué quieres? ¡Estoy ocupado...!
-¿Cómo me haces esto?
-Estoy  O C U P A D O… ¡vete!!!

       Salí corriendo, desgarrada el alma, no por  la traición, no por la mujer, era el hecho de que me echara de su lado, a mí.
       Con la voz ahogada por el llanto apenas pude hablar por teléfono a mi amigo

-Llévame de aquí….Ven por mi, por favor….
           Ricardo llegó como un bólido,furioso,apartándome de su  lado
-¡No, no!!! Ahorita mismo me va a conocer..!!!
-Por lo que más quieras… sólo quiero irme…te lo suplico

     Y tragándose su furia, Ricardo volvió hacia mí. Acelerando el auto  nos fuimos del lugar, yo no paraba de llorar y él no paraba de maldecir…Como una autómata me dejaba llevar, una vez más el caballero de la inquebrantable armadura me rescataba. Tomaba de mi mano, Quizás me decía palabras dulces y consoladoras pero en mi mente, en mis sentidos sólo veía  a mi esposo abrazado por su amante y aquellas risas de una pareja feliz disfrutando del amor resonaban en mi mente.

     Cuando hube de terminarme las lágrimas, casi al punto del desmayo, me percaté que ya no estábamos en el auto sino en nuestro  refugio,  había anochecido.
 
-¿Qué piensas hacer?   -La pregunta que temía…
-Hablar con él, necesito una explicación…
-¿Una explicación?  ¿No te basta lo que viste?   Está bien, corazón, disculpa, se hará lo que tú digas…-Se había retirado de mi lado y me entristecí tanto -¿Por qué no podía quedarme y mandar todo al carajo?  ¿Porque en mi interior deseaba escuchar a mi esposo diciéndome  que me amaba y que lo perdonara?...sentí miedo de perder a mi único y leal compañero, de agotar su paciencia, pero regresó haciendo una pésima actuación mientras me decía:
-Nada mejor en estos momentos que una Coca Cola, tómala…necesitas algo dulce, vida

Entonces lo dije:

-Mi abuela decía
-Que por amor se perdona todo-concluyó mi frase dándome la espalda, no tan rápido como para no ver en sus ojos asomarse una pena.  


         Si por amor se perdona todo,porque amar es perdonar...Es aceptar,pero nada de ello es suficiente cuando no eres correspondido.Entonces hay dolor,pero hay mentiras que tocan y acarician tu piel y te hacen creer que es amor cuando sólo es falsedad,una trampa en el que un corazón ingenuo suele creer,pese a perder su propio ser.Mi padre al hablar de desamor decia "Hija cuando a uno no lo quieren,como dice la palabra de Dios,sacude la tierra de tus sandalias y sigue adelante..."  Pero a veces....Cuando te enamoras con el alma,va el timón a la deriva....Mas yo sigo diciéndote AMA,EL AMOR ES  ALEGRÍA,FELICIDAD EN LOZANÍA...NO LO DUDES...JAMÁS...!!


LA NACION

Me lo decía la lluvia
que su ser sólo traería
inundaciones de penas
y derrames de agonía.
                                                               
Mas el alma le quería
ansiosa y enamorada
no escuchaba las razones
de una mente iluminada.

Me lo decían las flores
la primavera, el abril
los caminos y sus cauces
vaticinaban el fin.

Mas era tan grande amor
de esos que encienden el alma
de un romántico candor
de tormenta y suave calma.

También las musas venían
¡en sueños y alegorías…!!!
pero cuando el corazón se pierde…
va el timón a la deriva.

Y lo decía su mirada
que no ocultaba el adiós
los sollozos en mi almohada
y el sabor de su traición.


Y así  las ninfas llegaron
presurosas a advertir
que mis anhelos amados
pronto habrían de sucumbir.

También lo decía el sol
empeñado en apartarme
mas ni una entera nación…
habría logrado salvarme.

Con el alma le quería
el alma, de amor, perdida.










No hay comentarios:

Publicar un comentario