Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 26 de julio de 2016

💖Escucha

     
     



      Dicen que si quieres conocer el alma de un ser humano basta que veas como trata a los animales, coincido en cierta manera con eso, ya que también creo es  parte de una cultura familiar. En mi caso soy amante de la naturaleza, quizás porque  mi madre, al igual que sus hermanos nacieron y vivieron los primeros años de su niñez junto a una reservación india, a las orillas del Río Colorado, frecuentemente sus casas eran inundadas por la corriente del río así que para ellos era natural ver a las víboras flotando entre las cazuelas y las mantas. Fue un perrito salvaje, que nunca supieron de donde llegó quien enseñó a nadar a mi madre a sus apenas cuatro años. La gente se sorprendía de ver a la pequeña bebé colgada del cuello del animalito recorriendo las orillas del río.

Si no fuera porque lo escuché de labios de mi abuela, no lo habría creído.

La abuela cultivaba hierbas medicinales con las cuales curaba a todos en el ejido, remedios que le habían sido enseñados por los indios. Comprenderás que la naturaleza y nosotras siempre hemos estados muy ligadas.

     En nuestra familia se ama la naturaleza tanto como a los animales, mi madre les "habla” a sus flores para que estén felices y crezcan hermosas y  yo  "hablo" con Cherry mi perrita, juego con ella acariciándola cuando me siento feliz, sé que me entiende y me alegra con sus brincos y ladridos, incluso cuando estoy bajo de una nube gris...la tengo a mi lado, quieta, amiga silenciosa, hasta que vuelve a filtrarse un nuevo rayo de sol. Créeme  ,ella y yo nos entendemos.

     Por desgracia no en todos las familias se inculca, ya no te digo que amen a los animales, simplemente el respeto a su vida, ya que lo queramos o no, el universo, éste planeta, es de todos.

     Algo que recuerdo al hablarte de esto es en una ocasión en que por defender a una de nuestras perritas, vi pasar mi vida frente de mí.


    Aquel día, un joven bastante drogado pasó muy cerca de la casa, “niebla" nuestra perrita hizo su trabajo y comenzó a ladrar, el hombre al escuchar sus ladridos empezó a lanzarle piedras, justo en ese momento llegaba yo, al estacionar el auto alcancé a ver como mi hermano José salía molesto, el hombre le estaba reclamando:
-Porque no callas a tu perra-le gritaba el hombre
-Ladra porque está en su casa, no tienes por qué apedrearla, guey-Le contestó mi hermano en ese momento mi madre ya había abrazado a "Niebla" y yo había bajado rápidamente del auto.
-Apedreo la perra porque me molesta y si no te gusta éntrale-el hombre había abierto sin problema el portón de la casa, sacando una navaja destinada a atravesar a mi hermano. Con el corazón golpeando en mi pecho corrí y me interpuse en medio de los dos, a centímetros del arma, pero el hombre estaba muy drogado y no se detuvo.
-También a ti te llevo por delante-me dijo, entonces, con el filo marcando  mí costado, lo  único que se me ocurrió fue decirle a mi madre:
-No hagas caso a nada mamá, anda y ¡Habla a la policía...!!
Dentro de la poca lucidez que tenía el hombre se alertó y huyó, y si a mi madre y a mi, nos volvió el alma al cuerpo. Para mí no era la primera vez que me encontraba en medio de una riña, pero aun así mi madre se asustó muchísimo tuvimos que llevarla al Médico, por fortuna no pasó a mayores. Se niveló su presión arterial lo suficiente para regañarnos a mí por haberme atravesado frente al arma y a mi hermano por no haber cerrado bien el portón y así haber evitado que el hombre hubiera entrado hasta adentro de la casa. Entonces mi hermano y yo supimos que mamá ya se sentía mejor.

Al llegar a casa "niebla" nos recibió brincando y ladrando, jubilosa.

   


     Hombres, virtuosos o sagaces, divinos o perversos, mujeres, finas damas o intrépidas gitanas, aves, flores, animales, todas  y todos formamos   parte de  este gran diseño.

     Hay momentos en los que creo que quizás nuestros oídos se han vuelto tan artificiales que no escuchamos... el grito de júbilo con que somos reverenciados por la madre naturaleza ante nuestro poderío o su callada tristeza ante la frialdad con la que nos conducimos.

Cada amanecer nos da la oportunidad de florecer...Naturaleza, hombres y mujeres, Somos incomparable melodía.

Cada amanecer, el universo nos ofrece su belleza, inclinándose  a nuestros pies, correspondamos pues,  brindándole nuestro tributo de amor, respetando la vida.






ESCUCHA

Escucha...

El versado vaivén de mi poesía
cuya lira te nombra sin cesar
un mensaje de amor ante la vida
y el anhelo de mi alma al despertar.


Escucha...

la callada tristeza de los niños
ésos que ves pasar en el andén
desprovistos de abrigo y de cariño
¿Qué no escuchas el hambre de su ser?


Y cuando veas con pesar
tus ilusiones perder
es que precisas caer
para aprender a volar.


Escucha...
  
el silencio del mar y las estrellas
te darán ésa paz que necesitas
y se noble,olvidando las querellas
contemplando el milagro de la vida.



Escucha...
  
Aves, flores,universo
todo debe resguardarse
¡Todos tienen poderío...!!
su vida debe cuidarse
cual corazón desvalido.


Y cuando veas con pesar 
tus ilusiones perder
¡Es que precisas caer...!!!
para aprender a volar.  









martes, 19 de julio de 2016

💖El tercer cielo

    




      Como te he contado antes, mi madre fue abandonada por mi padre estando embarazada de mí, para la familia eso había sido el peor de los pecados, mis tíos eran sumamente  conservadores, la culpaban  a ella por no haber sabido “elegir” un buen marido y no haber sido una “buena” esposa, así que mi madre se iba cada semana a la Ciudad a trabajar y procuraba estar el menor tiempo posible en el rancho, sólo los fines de semana. Eran tiempos difíciles, no era fácil que le dieran trabajo pues la veían con su niña en brazos y muchas veces la rechazaban.
      Hubo una noche muy dura, el poco dinero que había conseguido se había terminado, no había comida ni para ella ni para mi…Había buscado con desesperación en su bolso y nada…ni un peso. Mi madre siempre ha sido mujer de fe. Esa noche se encomendó  a Dios esperando que con su divina misericordia la socorriera.
      Mi abuelo había sido su único apoyo pero había fallecido solo unos meses antes, sin él, no contaba con nadie y esa noche de hambre, soledad y tristeza mi abuelo la visitó por medio de un sueño.

     “Hija, sé que estás necesitada y por eso he venido, ten te dejo estas monedas ¿Recuerdas que un día  tú me prestaste un dinero?, he venido a pagártelo. ¿Recuerdas la promesa que nos hicimos un día, que el que muriera primero vendría a decirnos si había gloria e infierno? pues hija….Si hay gloria y hay infierno, pero gracias a Dios yo tengo un rayo de luz, míralo-entonces mi madre recuerda haber visto la figura de mi abuelo iluminada por un pequeño rayo de luz y entonces mi abuelo  se despidió diciéndole: Como señal de que es cierto que vine a verte  encontrarás la puerta de enfrente abierta, por una puerta voy a entrar y por la otra voy a salir…Me voy hija mía tú ahorita no puedes acompañarme porque donde yo estoy tú aún no puedes llegar.” Después de eso, mi madre recuerda haber visto alejarse a mi abuelo perdiéndose su figura en bellas lomas blanquecinas.

      A la mañana siguiente mi madre se levantó sobresaltada y lo primero que vio fue  el portal de la casa abierto, en el cual  siempre ponía un gran candado por seguridad  pues vivía sola y tenía miedo de que alguien nos hiciera daño y  la puerta de atrás estaba abierta también.
     Triste, asombrada y pensativa, recuerda que me tomó en brazos para salir a ganarse el pan, al tomar su bolso se dio cuenta que algo sonaba, eran las monedas que mi abuelo había puesto en sus manos en el sueño. Ésa mañana lloró de tristeza, esperanza y felicidad y ambas pudimos comer, descansar y regresar a visitar a la abuela con mediana prosperidad.







Dicen que la fe mueve montañas, yo creo que con fe y  amor se hilvana la esperanza, yo creo que existe un cielo, no ése al que te catapultan las noches de deseo…No ése cuyas nubes se extienden en el firmamento…Existe un tercer cielo, ése que cuando sientes que para ti ya no has más nada, hace renacer tus alas…No dejes de creer, hay un cielo que da luz a tus noches más oscuras rescatando tu alma, el cielo inquebrantable de tu fe. 





martes, 12 de julio de 2016

💖En el nombre del padre

        



       Lo que más recuerdo de papá son esos momentos en que más me demostró su amor. Cuando me hizo sentir su verdadera hija.

                            En los últimos días que precedieron su partida, antes de entrar al coma, cuando aún podía hablar recibió la visita de una mujer.

          Ésa noche yo no dormía, solo descansaba mi vista. Pude escuchar el taconeo de  unas  zapatillas llegar junto a la cama de papá, No sé por qué pero permanecí acostada. Un escalofrió recorría mi ser. Mientras un  mal presentimiento se agitaba en  mi pecho.

-José Moreno, mira nomas como estás, creo es lo que mereces
-Si lo merezco y mi Padre Dios así lo desea con gusto lo acepto, cómo estas Rosa
-Me dijeron que estabas muriendo y vengo a decirte que espero dejes amparadas a las dos hijas que te di
-Mi vieja y mi Socorrito,en mi nombre, se harán cargo de todo lo mío cuando ya no esté. No te preocupes por ello.
-¿Tu Socorrito?  Si mal no recuerdo, ella es hija de tu mujer no tuya, no puede ser hagas más por ella que por tu sangre

                   La llegada de la enfermera tocando mi hombro los hizo callar.

-Señorita, toca el medicamento a su padre. me pidió le avisara para dárselo usted misma.
-Sí, gracias y poniéndome de pie me acerqué a papá para darle su medicina, la mujer me observaba hasta que habló:
-Así que tú eres

                          Papá palidecía, sentí su zozobra  y respondí:
-Sí, yo soy su hija…. ¿Quieres algo más padre? Agua…. ¿Estás bien?
-Si hija
                   Los dos nos veíamos y casi habíamos olvidado a la mujer que me recorría con una  mirada llena de desprecio, hasta que ella sentándose me dijo:
-Estoy muy cansada ¿Podrías desabrocharme las zapatillas…?

      Entonces, pude percibir el sobresalto de mi padre, era obvio que la mujer trataba de provocarme. Yo me incliné… y me hinqué… desabrochándole su fino calzado
-Puede recostarse en la cama de junto si lo desea-Le dije
-Lo que quiero es un café-Respondió con arrogancia
-Enseguida lo traigo, ya mismo vengo papá

                 Minutos después llegué con el café pero la  mujer ya no estaba

-¿Que pasó papá?

-La corrí. Nadie podrá humillarte mientras yo viva…Le pedí a la enfermera le prohíba la entrada.

-Pero, es la madre de tus hijas

-Tú eres mi única hija y sé que cuando parta de este mundo si alguna de ellas te necesita, aunque no lo merezca  le tenderás la mano, estoy tranquilo, no soporté verte de rodillas, fue una provocación, una humillación….Fue maldad. Gracias por quererme tanto hija, pero ni siquiera por  mi permitas que te humillen porque no me he partido la vida por sacarte adelante, darte una carrera… ¿Para verte de rodillas….? No, hija. Eso no.  Sé que harías todo por mí y si algo te he enseñado es la humildad, si,” Agacha la cabeza al saludar, pero no demasiado que te la  pueden cortar…”  

       Ésa noche papá, no sólo me demostró el gran amor que siempre me tuvo también me enseñó cómo debemos imponernos, ante quien solo busca de manera insana, provocarnos dolor.   
           
       Hoy en día la incredulidad va creciendo, sin embargo lo creas  o no cada día y cada noche el bien y el mal sostienen una batalla campal, en aras del amor se cometen tantas injusticias, si, en nombre del amor, de ese sublime y divino sentimiento se lastima y se engaña.  No permitamos que nadie nos empañe el alma. ¡Vivamos de frente, de manera esperanzada la belleza que nos brinda cada mañana...!!! Porque una cosa es caer ante  las circunstancias de la vida y otra muy distinta dejar que te tumben sin siquiera meter las manos ante la caída.

“A veces las piedras te causan caídas
y sientes perdido ese rayo de sol
que curen los vientos tus alas heridas
¡Se lleven los mares tu llanto y dolor…!!!

Mas nunca el amor abandone tu vida
extiende tus alas a la libertad
en niños cultiva la fe  y valentía
¡Serán los guerreros de la humanidad…!!!”













martes, 5 de julio de 2016

💖Échame a lo lobos






Mi padre fue además de un hombre extraordinario un idealista y líder social.
          Siempre lograba lo que se proponía, su alma, su ser, su carácter eran indomables, pero de una nobleza…inconmensurable.
      Y como todos nosotros, él también tenía su propia historia.

       Papá era mucho mayor que mi madre, le ganaba en años y también le ganó su corazón. Nació en 1920.En una época en que los peones y las nanas no tenían ni voz ni voto. Cuando su madre, la abuela Pachita se dio cuenta de lo inteligente que era su hijo, pidió hablar con el  amo-así se le decía al patrón- Para pedirle permiso para llevar a su niño a la Escuela. El hacendado era abusivo y desconfiado y de inmediato la cuestionó:
-¿Para que necesitas que tu hijo estudie?
-Es que es muy vivo amo, ya sabe hacer cuentas
     Y claro, el hacendado no lo permitió, la abuela Pachita me contaba que le había dicho
-¡Nada de Escuela…!!!  Tu hijo me ayudará cuidando el ganado que es donde lo necesito y así será
      La abuela Pachita aceptó, no podía hacer nada, eran tiempos de “Te aclimatas” o “Te aclichingan”* así que papá, ese pequeñito tan inteligente y deseoso de estudiar nunca piso la escuela. El tiempo pasó y ese niño se hizo hombre, entonces tomó a su madre de la mano y se fueron de la Hacienda, eran tiempos de lucha. No había donde vivir, así que seguido por  muchos por su carisma invadió las tierras, aquellas que habían esclavizado a su madre y habían atado sus sueños, si, las tierras del amo….
Cuando el hacendado se dio cuenta de la invasión lleno de coraje llegó gritando:
-¿Quien está al mando…?
-Con el que está hablando-Contestó mi padre, a él se unieron  cientos de peones hartos, hambrientos y deseosos de gastar su espalda, pero en su propia tierra. Ésa fue una de las primeras causas perdidas que venciera.
          Cuando papá me contaba su historia, las lágrimas rodaban por sus mejillas…Y un nudo se hacía en mi garganta.
         Aquel hacendado pudo quitarle el derecho al estudio, pero no pudo vencer su alma, irónicamente la lleno de fuerza y coraje para llegar a ser…
   Ése  gran hombre, que ayudó a tanta gente, que no terminaría de decirte todos  sus nombres.




        

        Muchas murallas han sido erigidas a lo largo de la historia, algunas ladrillo a ladrillo, otras con golpes al alma…Pero, como alguien dijo alguna vez "Échame a los lobos… y regresaré para liberar a mi manada…"
     Mientras la tiranía confía en ganar su batalla, dentro de tu ser, en silencio y con fuerza, sabes? están  tus alas.










GLOSARIO
*Aclimatas: Adaptar, integrar
*Aclichingan: Pagar las consecuencias, recibir la venganza por tus actos


  Palabras  utilizadas en la mexicanidad derivada de la tan citada palabra de Octavio Paz "la chingada"