Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 26 de mayo de 2015

💖En el nombre del amor

      Cuando mis padres se casaron yo fui exageradamente cuidada y protegida. Religiosamente me llevaban y recogían de la Escuela, de   los ensayos del coro de la iglesia. Y recuerdo que al llegar por mí me veían y abrazaban como si hubiese llegado de un  largo viaje. En cambio Lía, mi compañera y amiguita del coro, era una niña con mayor libertad, a quienes sus padres la dejaban ir sola  a la Iglesia. Hasta que una tarde, después de los ensayos ya  no regresó a casa.

              La familia de Lía  estaba devastada y ofreció una misa al cielo pues ni siquiera tenían una tumba donde rezarle. Después de la misa, algunos amigos y familiares se quedaron en casa haciéndoles compañía y ahí, esa lúgubre, trágica y dolorosa  noche,   se hizo presente el asesino. Nadie lo sabía, sólo Carita, la hermanita de Lía de sólo seis años al acercarse al hombre  y ver su brazo le dijo:
-¡Tú sabes dónde está mi hermana…!!!

       Anselmo palideció y todos voltearon a ver a la niña quien insistió:
-Esa mordida que tienes en  tu mano es de Lía
        Nadie creyó en Carita, como podrían creer que el mejor amigo de su padre, el divertido y gentil Anselmo  podría  ser  el asesino infernal que violara, matara y quemara a una pequeñita ¡De sólo ocho años…!!!  …… 

      Lía, según él mismo narró  le había mordido en el brazo en su inútil lucha por escapar. El día de la misa la pequeña estaba cautiva, viva, pero nadie creyó en Carita….
       Cuando días después se encontraron los restos del   cuerpo de Lía intervino el FBI y en menos de 24 horas encontraron al asesino:
         Anselmo, el mejor amigo, casi un hermano del padre, que en el nombre del amor que la niña le tenía, le había hablado, le había abierto las puertas de su casa para nunca más dejarla salir.

        Si, en el nombre del amor, de ése sentimiento sublime se han cometido injusticias, crímenes…Y los más atroces  sucesos de este  mundo.

       Será por lo que viví en mi primera infancia, será por lo que me tocó presenciar a mis apenas siete años con la desaparecida y dulce Lía que soy muy sensible a todo cuanto se relaciona con los niños.

        A veces decimos que todo está predestinado, pero…No he podido dejar de pensar, que si alguien hubiese escuchado a Carita….Quizás, Lía se habría salvado.

       Los tiempos han cambiado, pero hay actitudes que siguen latentes, como la incredulidad ante los niños y peor aún, a veces no sólo no les creemos, sino que además les enseñamos a mentir…A decir “Diles que no estoy”  “Diles que estoy enferma”   “Diles que luego les hablo”  Y en el nombre del amor hacia sus padres  el niño todo hace y todo dice. 

       ¡Debemos creer..!!!  Y  si el niño por algún motivo miente debemos volver  a creer en él, que no le quede la menor duda de cuanto lo amamos y que siempre podrá confiar en nosotros .Lamentablemente hay muchos Anselmos, no permitamos que más Lías desaparezcan. ¡Que el amor ,ese divino sentimiento no sólo sea un nombre, sino la fuerza, el escudo que las proteja…!!!




DESPERTARES (fragmento)

Un anhelo de vida es mi mensaje
una súplica ardiente mi deseo
de los campos el clárido paisaje
la risa de los niños en mis sueños.

Hoy en silencio la esperanza anida
el hombre ajeno de su fe se aleja
al noble corazón se les lastima
¡Y nadie escucha su constante queja!

Que al fin florezca ese sentir cautivo
busca afanoso la ilusión amada
aunque es largo y difícil el camino
¡No desistas hermano en la jornada…!!!




El suceso de Lía fue algo que estremeció al pueblo,muchos hechos sucedieron ante su desaparición,hace tiempo que una amiga me había pedido relatar su historia pero  no había tenido las fuerza suficiente para hacerlo,por respeto a  su memoria he cambiado su nombre real.

14 comentarios:

  1. buenas noches un relato triste pero con todo el amor del mundo lo relatas con tanta ternura +Maria Del Socorro Duarte gracias un fuerte abrazo de zaragoza hasta Mexico gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi querido Isidro,es un suceso triste,yo estaba muy pequeñita,pero no olvido ese trágico día en que fue encontrada Lia,gracias por llegar y acompañar mis letras que en este relato se oscurecen un poco pero brillan cuando recuerdo a mi angelical amiguita....¡Un inmenso abrazo desde mi México para tu Zaragoza venciendo las distancias...!!!

      Eliminar
  2. Triste historia María, pero a la vez aclaradora, como siempre los niños saben más que los mayores...en qué momento dejamos de ser niños, para convertirnos en seres con preocupaciones absurdas? Gran post María. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi querido Jordi,es una triste historia,recuerdo que el día que fue encontrada Lia el cielo se tornó gris y me cuenta mi madre que la gente decía El cielo está triste por Lía....Y si,tienes razón,cuantas veces nos dejamos absorber por preocupaciones absurdas y descuidamos lo más valioso,nuestros niños,Gracias por llegar mi prodigioso amigo,Besitos y un inmenso abrazo..!!!

      Eliminar
  3. Me ha impresionado mucho tu relato, María. Qué terrible suceso tuviste que vivir en tu infancia y qué pérdida tan horrible para su familia.

    Supongo que aquellos hechos te enseñaron a fuego la lección que tú hoy nos transmites sobre confiar y creer en los niños. Estoy de acuerdo, son niños y a veces no saben expresarlo todo con precisión y claridad, pero en sus mentes están las respuestas... Ojalá alguien hubiera oído lo que Carita tenía que decir.

    Un gran relato, amiga, me ha gustado mucho!!

    Un fuerte abrazo y feliz viernes para tí!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si,terrible suceso lo de Lía...Algo que nunca olvidaré,me rehusaba a publicarlo porque sentía profanaba su imagen y porque es algo que aún duele recordar,mas una amiga mía me insistió diciéndome,Quizás ayude en estos tiempos en que tantos niños están tan solos o en cuidados de terceras personas...Y bueno,por fin decidí publicarlo,gracias por llegar amiga querida,como siempre me dejas llena de fuerza para continuar,miles de besitos linduraaaaa...!!! ¡El mejor finde para ti..!!!

      Eliminar
  4. Muy triste historia María, a veces te preguntas cuan absurdo es el destino. Pero nos queda lo positivo de cada experiencia, por lo menos así lo enfoco yo. Un continuo aprendizaje, aún de lo peor, e intentar ser mejor persona. Tus narraciones son excelentes.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Dices bien mi querida Marybel,aún en lo peor siempre sacar lo positivo e intentar ser mejor persona,gracias por llegar,un comentario de tu pluma es oro liquido,te mando besitos y un inmenso abrazo...!!!

    ResponderEliminar
  6. Triste pero conmovedora historia.
    Cuanto debemos aprender de l@s niños.
    Como dice Jordi, en qué momento dejamos de serl@s.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido David ¡Volviste...!!! Gracias por volver y darle fuerza a mis Presentimientos con tu firma y presencia,si,hay mucho por aprender de los niños,ambos lo sabemos,como Educadores que somos,mil gracias por llegar,te mando mis besitos y no pocos sino miles, infinitos...!!!

      Eliminar
  7. Hola María del Socorro.

    Es lamentable que sucedan estos hechos tan devastadores y tales aberraciones.
    Casi siempre los culpables se encuentran dentro o cerca del grupo familiar.
    Los niños son transparentes, inocentes, ingenuos y puros, con una fantasía desbordada y no saben mentir.
    En nombre del amor se han cometido a través de la historia las mayores atrocidades.

    Debemos cuidar y proteger a los pequeños como lo que son, tesoros invaluables.
    Ellos tienen tanto que enseñarnos si tenemos el corazón abierto a escuchar y comprender su sabiduría impresa.
    Una historia estremecedora y un poema sublime.
    Ha sido un placer leerte.

    Un gran, gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola mi preciosa Lucia...!!! Que comentario tan bello me dejas,cuanta razón tienes,hay que proteger a los pequeños como tesoros invaluables...¡Mil gracias por llegar,para mi también es un placer recibirte,besitos linduraaaaa...!!!

      Eliminar
  8. Los niños no mienten, aún cuando cuentan historias increíbles para el adulto, solo cuentan su realidad y siempre hay que escucharles. Mentir, de esa forma que hacen los adultos, lo aprenden. Que triste son siempre esas historias en la que los más indefensos son los que sufren. Besos María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patty..!!! Gracias por llegar y dejarme tu muy acertado comentario,me hace muy feliz tu visita...¡Besitos miles hermosaaaaa...!!!

      Eliminar