Mi corazón trazado en tinta... Las mejores entradas de Presentimientos

martes, 9 de abril de 2013

💖Amor de estudiante

                   En aquel tiempo estudiaba el primer semestre de Bachiller, había un maestro, nos daba la materia de química y yo lo adoraba…SI, mas  él nunca faltó a su condición de maestro. Era tan serio, pero aparte de su seriedad, me enternecía esa  tristeza en su mirada, como cuando te han roto el corazón, y yo sabía que no le era indiferente, a pesar de mi corta edad existe un instinto, un lenguaje no verbal por el cual tanto hombres como mujeres sabemos cuándo somos correspondidos.  Todas las mañanas al iniciar las clases las chicas malas-siempre las ha habido-ésas que lo tienen todo y para no aburrirse humillan a quien  consideran inferior-Pues ellas, al iniciar las clases empezaban a golpear los mesa bancos…no sabía el porqué. Hasta que una mañana una de ellas dijo a su inseparable cómplice  “sabes porque golpeamos los mesabancos?” Y  su compañera le contestó “no, no se…dime” entonces, la líder de las chicas malas acercándose a mí, para que no hubiera ninguna  duda de a quien se refería, con una risa burlona  le dijo “Porque aquí hay  una india bajada a tamborazos…y le tocamos los tambores” y si, las carcajadas retumbaron en el salón, hacían burla de mi origen pues mi padre era campesino lo que para el resto del grupo significaba que eramos de una clase inferior,nunca me apenó mi origen pero esa mañana, lo hicieron justo al tiempo que entraba mi AMADO MAESTRO. Por eso me dolió. Sin embargo, era un hombre inteligente que no dijo nada o fingió no haberlas escuchado. Así fue como me enteré porque todas las mañanas las chicas malas golpeaban los mesa bancos. Al día siguiente mi amado maestro llegó y  sin más empezó a escribir una formula en la pizarra cuando terminó solo nos dijo “Resuelvan esta fórmula. Será el examen bimestral” todos empezaron a protestar, yo en cambio empecé a desarrollarla, cuando  empezó a recoger los exámenes unos en blanco otros a medio empezar…con su voz seria y pausada dijo…”Duarte, parece ser que usted será la única en aprobar” y todas las miradas se volcaron hacia mi…”Mañana aplico otra fórmula y es ultima oportunidad…Será mejor que decidan si vienen a estudiar o a perder el tiempo”-terminó el maestro. Cuando salió las chicas malas se acercaron a mí, seguidas por el grupo, tuve miedo… pero la líder me dijo preocupada…”Explícame esa fórmula…cómo lo hiciste” y así los demás también…ese examen sorpresa no pudo ser casualidad, mi maestro de alguna manera lo había planeado, lo supe al salir de clases y encontrármelo, cuando con su mirada nostálgica llena de complicidad  me sonrió.  Aquel amor de estudiante permanecerá siempre conmigo, no terminé mis estudios de bachillerato pues aunque deseaba estudiar derecho mi padre me hizo ver que esa no era mi vocación.Desde niña jugaba  a la Escuelita y siempre era la maestra...Mi viejo me hizo reconocer que sólo deseaba ser Licenciada por complacerlo y ayudarlo en sus luchas sociales pero mi padre, si,  ese humilde campesino era muy sabio y logró hacerme comprender que no necesitaba cambiar mi profesión para estar a su lado y apoyarlo. Partimos a la Ciudad donde hice le examen de admisión para Educadora y a partir de ahí nuestras vidas siguieron un nuevo camino.  

TAN SOLO TU MIRAR
Tan sólo tu mirar
me llena de dulzura
tan sólo tu mirar…
de cálida ternura.

Y vivo para ti
¡amor de sal y miel!
suspiro que al reír
me invade de placer.

Tan sólo tu mirar
me da la fortaleza
y surgen con firmeza
mil sueños de cristal.

Tan sólo tu presencia
lejana como el mar
en mágica cadencia
domina mi versar.

Quisiera fuese un sueño
y nunca despertar
sabiéndote mi dueño
¡tan sólo tu mirar!

Tan sólo tu mirar
me envuelve, me seduce
y agita el palpitar
de mi alma terca y dulce.

Tan sólo tu mirar
me lleva a descubrir
que nací para amar, cada parte de ti.

Y solo son deseos
fugaces, diamantinos
de una joven de sueños
a un corazón furtivo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario